La acción ofensiva de Rose, que volvió a jugar ante los seguidores de los Bulls por primera vez en 18 meses, llegó a falta de 5.7 segundos para que concluyese el tiempo reglamentario.

Rose, que en los dos últimos días había tenido molestias en el cuello y no supo si jugaría hasta el precalentamiento del partido, que se disputó en el United Center, de Chicago, al final no sólo jugó sino que fue una vez más el "salvador" de los Bulls (1-1), que se presentaron por primera vez ante sus seguidores.

El marcador final fue 82-81 a favor de los Bulls. 

Los Bulls estuvieron siempre en control del marcador hasta que a falta de un minuto y medio, el escolta-alero Iman Shumpert, que le había robado un balón a Rose, forzó la personal y permitió a los Knicks (1-1) poner el empate (80-80) en el marcador.

Los Knicks tuvieron varias oportunidades de ponerse con la ventaja en el marcador, pero sólo aprovecharon un tiro de personal del pívot Tyson Chandler cuando faltaban 10 segundos del tiempo reglamentario después de fallar el primero.

Los Bulls aceptaron el "regalo" y Rose se encargó de recibir el balón, buscó la penetración y con un tiro en suspensión ante el marcaje de dos rivales anotó la canasta que valió el triunfo.

El alero Carmelo Anthony tuvo la oportunidad de haberle dado la victoria a los Knicks, pero falló el último tiro a canasta y Tyson tampoco pudo poner el balón dentro del aro aunque logró tocarlo en la última acción del partido.

Rose, aunque siguió sin estar acertado en los tiros a canasta y también tuvo cuatro perdidas de balón, lideró el ataque de los Bulls al conseguir 18 puntos (7-23, 2-5, 2-2), capturó seis rebotes y repartió tres asistencias.

Anthony, que reiteró que desea concluir su carrera como jugador de los Knicks, aportó 22 puntos (8-24, 2-7, 4-5), seis rebotes, seis asistencias, seis recuperaciones de balón y puso dos tapones que lo dejaron como el mejor de su equipo.