LA HABANA - Entre gritos de ¡Viva Contreras! y ¡Viva Cuba libre!, una multitud de aficionados al béisbol reunidos en el Parque Central en La Habana le dieron la bienvenida al lanzador de Grandes Ligas radicado en Estados Unidos, José Ariel Contreras.

Aunque Contreras fue una vez marcado como desertor por el gobierno, fue recibido entre los fanáticos como un verdadero amigo con quienes compartió fotos, autógrafos y anécdotas de su vida en el mejor béisbol del mundo.

"Después de diez años he tenido la oportunidad de regresar a mi tierra, a mi patria, y es como un sueño hecho realidad", dijo el astro de los Filis de Filadelfia.

Contreras se convierte así en el primer llamado desertor que consigue regresar a la Isla con la puesta en vigor de la nueva ley migratoria del gobierno cubano que le permite a deportistas y otros exiliados regresar sin restricciones.