GRECIA - Un jugador griego del AEK Atenas es suspendido de por vida de jugar en la selección nacional tras una controversial celebración de un gol.

Giorgios Katidis, de 20 años, y quien dio la victoria del 2-1 a su equipo contra el Veria, recibió la suspensión luego de que emulara el saludo nazi al extender su brazo derecho este sábado.

La federación de futbol greca dijo en un comunicado que el gesto deKatidis “es un gran insulto a todas las víctimas de la brutalidad nazi.”

Por su lado, el entrenador del equipo AEK, defendió a su jugador y dijo “Es un chico que no tiene ni idea de política, habrá visto este saludo en internet o en otro sitio y lo habrá hecho sin saber lo que significa.

Katidis publicó en su cuenta de Twitter que odia el fascismo.