MIAMI - Los residentes del sur de la Florida pagarán 2,000 millones de dólares en los próximos 40 años por la construcción del estadio de los Marlins, según un informe publicado en la revista Forbes.

Lo que la prestigiosa revista publica es un balde agua fría para los contribuyentes.

De acuerdo con la publicación, si la construcción del coloso costó 639 millones, el financiamiento de esa deuda alcanzará los casi tres billones de dólares debido a los intereses durante los próximos cuarenta años y de estos dos billones corren a cuenta del Condado.

Las generaciones por llegar deberán hacer frente a estas cifras monstruosas, en lo que Forbes no solo ha considerado una estafa a la ciudadanía, sino también el mayor desastre en la historia de los estadios de béisbol.