Está claro que el fútbol es un deporte que desata pasiones y que los seguidores de un equipo pueden llegar muy lejos para animar a su equipo, tanto, que se les puede ir la cosa de las manos.

Es el caso de los fieles seguidores del Zenit ruso, quienes bajo el objetivo de animar a su equipo del alma, encendieron vengalas y provocaron las llamas en el estadio ante la tranquila mirada del público.

Las gradas empezaron a encenderse en segundos, pero ni los futbolistas ni la organización del estadio hizo nada para parar los sofocados ánimos de los seguidores.

En el partido de la liga rusa entre el Zenit de San Petersburgo y el CSKA de Moscú, los aficionados del equipo local quisieron celebrar la clasificación de Rusia al Mundial dando un poco de colorido a las gradas.

A pesar de que las imágenes son espectaculares, ninguno de los asistentes al campo sufrió daños y según parece, las llamas estuvieron controladas en todo momento.

La pasión del fútbol en Rusia es conocida por la violencia y agresividad de muchos de sus aficionados y por los trsites episodios que se han producido, tanto por violencia como por racismo.

A pesar de que nada sucedió esta vez, el mundo del fútbol observa con preocupación el fútbol ruso, teniendo en cuenta que en 2018 Rusia será la sede del Mundial.