SAO PAULO - Boca Juniors apuesta a la "experiencia y categoría" de sus veteranos cuando visite este miércoles a Corinthians para definir la final de la Copa Libertadores.

El club argentino busca su séptimo título continental, con lo que empataría el récord que tiene su compatriota Independiente, mientras que Corinthians jamás ha conquistado el principal torneo de clubes de Latinoamérica.

Corinthians empató 1-1 en el partido de ida en Buenos Aires con un gol de Romarinho en los minutos finales. Facundo Roncaglia, cuya participación en la vuelta en Sao Paulo se definiría a último momento, hizo la diana de los Xeneizes.

"Vamos con la tranquilidad de haber hecho las cosas bien y sabiendo que dentro del grupo hay jugadores con experiencia y categoría", señaló el técnico de Boca, Julio César Falcioni. "Estamos acostumbrados".

Boca se encontraba gestionando una póliza de seguro que le permita incluir a Roncaglia en su formación titular, ya que el zaguero tiene acordado un contrato de cuatro años con la Fiorentina de Italia.

El delantero uruguayo de Boca, Santiago Silva, cree que Corinthians saldrá con un planteamiento distinto en su estadio Pacaembú, donde el "Timao" ha permitido apenas un gol en toda la Libertadores de este año.

"Acá en Argentina fue un equipo que mezquino", apuntó el "Tanque" Silva. "Ellos obviamente van a querer jugar con la localía, de querer buscar el partido, y nosotros también".

"Sabemos que va a ser muy duro, pero estamos muy mentalizados y muy comprometidos con esto", agregó.