LONDRES- El técnico del Arsenal, el francés Arsène Wenger, puso en duda que el amaño de partidos pueda ser erradicado del fútbol por completo, después de que la policía británica detuviera esta semana a seis personas por arreglar encuentros de categorías inferiores.

"¿Podemos eliminarlo por completo? No estoy seguro. Tenemos que luchar contra ello con la mayor severidad posible, eso sí", afirmó en rueda de prensa Wenger, para quien el fútbol inglés está "limpio en un 99.9 por ciento".

A raíz de las detenciones de esta semana, dos hombres -Chann Sankaran, de 33 años, y Krishna Sanjey Ganeshan, de 43, ambos de Singapur- se presentaron ante un juez británico acusados de "conspirar para cometer fraude".

Ambos son presuntamente miembros de un sindicato de apuestas ilegales con base en el país asiático y habrían amañado el resultado de partidos en las categorías inferiores inglesas.

Por el mismo caso están en libertad condicional otras cuatro personas, que según el diario "Daily Telegraph", que destapó el caso, son tres futbolistas y un agente de jugadores.

Wenger entrenaba al Mónaco en 1993, cuando su principal rival en la Ligue 1, el Olympique de Marsella, fue hallado culpable de amaño de partidos, desposeído del título de liga que había logrado la temporada anterior y relegado de categoría.

"Cuando ya no puedes estar seguro de si todos son honestos ahí fuera, esto se convierte en un verdadero desastre", señaló el técnico del Arsenal desde 1996, que afirmó que "a los jugadores se les educa para que sepan el peligro que corren y se les anima a que denuncien cualquier incidente".