CONSEJO DE REDACCIÓN – Al menos nueve agentes de la policía de Miami podrían ser procesados si se comprueba su implicación en actividades de protección a una pandilla de juego ilícito de Liberty City y otras actividades criminales.

Según reportó el periódico El Nuevo Herald, algunos de los policías podrían enfrentar cargos criminales a nivel federal o medidas disciplinarias internas en dependencia de su culpabilidad.

El rotativo informa que seis de los agentes ya han renunciado a sus puestos o han sido relevados de sus deberes en semanas recientes en relación con la investigación que lleva a cabo el FBI.

De acuerdo con la nota del Herald, los policías prestaban servicio en una subestación de Model City donde establecieron vínculos con pandilleros. Los agentes recibieron miles de dólares en pagos no autorizados por brindar protección fuera de servicio a Player’s Choice Barber Shop, que servía de fachada a una operación de apuestas ilegales de deportes desmantelada en marzo del año pasado.

Los agentes frecuentaban tanto la barbería que un jugador dijo a la policía del Condado que él pensaba que el Departamento de Policía de Miami estaba al frente del lugar.

Durante la “Operation Pass the Buck” (“Operación pasar el muerto”), cinco hombres fueron arrestados en el lugar por cargos de juego ilícito, acusados de organizar apuestas sobre juegos de football y baloncesto en la trastienda, según se revela en documentos judiciales.