LA HABANA - El expresidente de Cuba Fidel Castro afirmó que "para compartir la amistad no hay que compartir las creencias" en su primer artículo tras la visita del papa Benedicto XVI a la isla, donde el pontífice y el líder de la Revolución cubana tuvieron un encuentro de 30 minutos.

En una nueva entrega de sus "Reflexiones" divulgada en la web oficial Cubadebate, Fidel Castro, de 85 años, hace esa afirmación tras recordar una cena que mantuvo en La Habana, antes del viaje de Juan Pablo II en 1998 a la isla, con el entonces portavoz vaticano Joaquín Navarro Valls y otro sacerdote "amable e inteligente" que no identifica.

En esa cita, Fidel Castro, según cuenta, preguntó a Navarro Valls si creía que "el inmenso cielo con millones de estrellas" se hizo para que lo miraran los habitantes de la tierra, a lo que el portavoz de Juan Pablo II le respondió: "absolutamente. Es el único planeta habitado del Universo".

Cuando pidió la opinión al sacerdote sobre el mismo tema, éste sin embargo consideró que hay un 99.9 por ciento de posibilidades de que exista la vida inteligente en algún otro planeta, respuesta que Fidel Castro considera la "seria y correcta".

A continuación reproduce en su artículo citas de un informe astronómico sobre estrellas enanas rojas que orbitan sobre planetas llamados "súper-tierra" donde puede existir agua en estado líquido y por tanto vida.

Este artículo es el primero que publica tras su reunión con Ratzinger pero no da detalle alguno del encuentro ni menciona la reciente visita de Benedicto XVI, que el pasado miércoles se despidió de Cuba tras una visita pastoral de tres días con palabras a favor de las libertades fundamentales, la reconciliación entre cubanos y la necesidad de cambios.

Después de una misa multitudinaria en La Habana, Joseph Ratzinger recibió en la Nunciatura (embajada de la Santa Sede) a Fidel Castro y ambos conversaron de forma animada y cordial

En la cita, Fidel hizo muchas preguntas al pontífice, entre ellas: "¿qué es lo que hace un papa, cuál es su misión?".

En su encuentro, Fidel Castro pidió al papa que le envíe algunos libros sobre temas que le interesan.

El líder de la Revolución cubana se encuentra retirado del poder desde 2006 por una grave enfermedad que le obligó a delegar en su hermano Raúl, quien asumió definitivamente la presidencia de la isla en 2008.