REDACCIÓN DEPORTES - El alero LeBron James siguió en territorio neoyorquino esta vez para enfrentarse a los Nets de Nueva Jersey, y si el domingo fue el verdugo de los Knicks, en el Madison Square Garden, el lunes lo fue de los Nets de New Jersey que perdieron en su campo por 98-101 ante los Heat de Miami.

James ya tiene asumido que si quiere ganar partidos muy igualados en el marcador al final será su aportación individual la que decida y eso fue lo que sucedió ante los Nets.

Sus acciones ofensivas fueron tan brillantes en el cuarto periodo que los propios entrenadores del equipo rival no tuvieron palabras para describirlo, algo que sí hicieron los seguidores de los Nets al comenzar a gritar su nombre y el de "VMP, MVP, MVP...".

James anotó los últimos 17 puntos de los Heat en un duelo que fue exclusivamente solitario y que al final le permitió conseguir la victoria y aportar 37 tantos, siete asistencias, seis rebotes, dos recuperaciones de balón y un tapón.

El alero estrella de los Heat hizo posible que su equipo que nunca había estado al frente del marcador, con 51 segundo para el final, lo consiguió, y les permitió también conseguir la décima victoria consecutiva en los duelos contra los Nets.
Las acciones de James tuvieron triple valor porque lo hizo una vez más sin la ayuda del escolta Dwyane Wade, trata de descansar de las distintas lesiones que ha sufrido durante toda la temporada regular.

James anotó los 17 últimos puntos en menos de los cinco minutos que faltaban para concluir el partido, lo que le generó otra marca personal e histórica en su brillante carrera individual.

El alero estrella de los Heat dio una versión magistral de juego ofensivo con todas las variantes de tiro, penetraciones y lanzamientos de personal, que dieron una victoria inesperada e histórica al equipo de Miami.

El ala-pívot Chris Bosh ante las críticas a su rendimiento en los partidos decisivos también ha mejorado en las últimas actuaciones y junto a James fue clave para conseguir la victoria al aportar un doble-doble de 22 puntos y 15 rebotes.

El triunfo mantiene a los Heat (43-17) segundos en la Conferencia Este, a dos juegos y medio de los Bulls de Chicago (46-15), que dieron la gran sorpresa de la jornada al perder en su campo por 84-87 ante los Wizards de Washington.

El ala-pívot Kris Humphries anotó 29 puntos y el escolta novato MarShon Brooks consiguió 24 tantos para los Nets, que jugaron sin el base estrella Deron Williams y no tuvieron a nadie que pudiese cortar la inspiración de James y pudiese cerrar el partido a su favor

Los Heat ganaron por sexta vez consecutiva en Nueva Jersey, donde James también por primera vez desde que dejó a los Cavaliers de Cleveland para irse a Miami, los aficionados del equipo rival lo han ovacionado.

El entrenador de los Nets, Avery Johnson, dijo que no hubiera importado en el campo que James hubiese jugado, si hace lo que mostró ante su equipo en los últimos cinco minutos del partido, los amantes al deporte del baloncesto lo hubiesen ovacionado de la misma manera.