MIAMI – Jason Pérez fue uno de los 50 hombres arrestados en una redada de la policía contra individuos que supuestamente usaron el Internet para explotar sexualmente a menores de edad.

Pérez, de 26 años, y quien poseía una compañía de instalación de equipos eléctricos en Doral, cayó en la trampa de la policía, que contó con la ayuda de 200 investigadores y 16 agencias policiales del centro de la Florida durante el operativo.

Los agentes encubiertos se hacían pasar por menores y entablaban conversaciones a través de la red con estos sujetos.

Los sospechosos viajaron hasta el Condado Seminole, pensando que iban a tener relaciones sexuales con pequeños de hasta 11 años de edad, pero una vez que llegaban al lugar acordado eran arrestados por la policía.

“Me sorprende, porque yo pensaba que era un comerciante serio y responsable, comentó Osvaldo Arias, un vecino que conocía Pérez. “No sabía nada de su vida privada”.

La edad de los arrestados oscila entre 19 hasta 60 años de edad, entre ellos había cuatro empleados escolares, incluyendo a Jorge Ferrerira, un maestro de ciencias de una escuela intermedia, un turista de Turquía y varios estudiantes de universitarios.